Cómo fortalecer el vínculo durante la lactancia o la toma del biberón.

lactancia biberon vínculoApoyo la lactancia materna, porque es el mejor alimento que nuestros hijos pueden recibir sobre todo durante los primeros seis meses de vida (la OMS la recomienda de modo exclusivo durante los 6 primeros meses y complementaria como MÍNIMO hasta los 2 años o más), pero además porque es beneficiosa para la mamá, ayuda a una recuperación rápida del post parto, disminuye la probabilidad de cáncer de mama, ovarios o útero y es un alimento que permite ahorrar tiempo y dinero, entre otras ventajas.

Sin embargo, existen muchas madres que, por diversas razones, no pueden dar de lactar, o simplemente no desean hacerlo y optan por la fórmula en biberón. Tomar la decisión no es nada grato para cualquier mamá, pues además de la presión que nos ejercemos nosotras mismas, es fuerte la presión social que se ejerce sobre las madres, que genera en la mayoría muchos sentimientos de culpa y frustración.

En mi caso, siempre pensé que la lactancia no sería un problema, ni para mí ni para mi bebé. Todas las mujeres de mi familia han dado de lactar. Además me había preparado y pensé que se me daría muy fácil. Sin embargo no fue así, algo debí haber hecho mal, porque mis pezones terminaron agrietados y sangrando a las pocas semanas de haber dado a luz. De pronto me vi un día dando de lactar, llorando y retorciéndome de dolor.

Siempre tuve claro que la lactancia debería ser placentera, porque así como la leche es importante para el bebé, también lo es el estado anímico de la madre al momento de proporcionar esta leche. La lactancia con dolor y lágrimas no estaba bien para nosotros, así que optamos por la fórmula en biberón mientras mis pezones se recuperaban.

Mientras tanto, utilicé un extractor manual para sacarme leche (es una maravilla) y se la daba a mi hijo en biberón, con la práctica mejoré la técnica para un mejor agarre y pude continuar dando de lactar (hasta los 3 años), también continuamos con la fórmula en biberón cuando me sentía indispuesta o no tenía leche almacenada. Pero además, porque creamos un ambiente propicio para que mi esposo pueda sentir la experiencia de alimentarlo con el biberón de una forma especial.

Aunque se dice que la lactancia materna favorece el apego o el vínculo entre la madre y su bebé, esto no es exclusivo de la lactancia. Winnicott (un famoso pediatra inglés especializado en la relación madre-lactante) denominó “conducta de sostenimiento” o holding, a la forma en que la madre toma en sus brazos al bebé mientras lo alimenta, esta conducta de sostenimiento durante la alimentación es lo que garantiza el establecimiento de un vínculo saludable.

Las observaciones de Malher y colaboradores encontraron que la lactancia, aunque muy importante, no produce necesariamente una cercanía óptima entre la madre y el bebé. Independientemente de si das de lactar o das biberón, lo que garantiza el vínculo y una adecuada simbiosis entre la madre y el bebé, en los primeros meses de vida, es la conducta de sostenimiento de la madre, que lo coja, lo acune y sostenga bien, que le mire, le sonría y le hable, que sea afectuosa mientras lo alimenta, pero que sobre todo esté TRANQUILA alimentando a su bebé.

Así que, si das de lactar o usas el biberón, permítete DISFRUTAR con tu bebé durante la alimentación, una mamá tranquila y feliz es el mejor regalo que puedes hacerle a tu bebé.

Cuéntame, ¿diste de lactar o diste biberón, cómo fue tu experiencia?

8 Comments

  1. Yo pasé una experiencia un tanto similar, antes del nacimiento de Lyam mi bebé de 1 año 6 meses, me preparé y seguí todos los consejos posibles para dar de lactar, incluso creí que como mi mamá iba a producir leche a montones como ella me contaba, pero la situación fue distinta, solo di de lactar por 3 días si mal ni recuerdo, ya que no producía leche y Lyam no quería coger el pezón, así que nuestro pediatra nos indicó una fórmula que por cierto no era tan económica y así lo hicimos, tanto yo como Fernando mi esposo nos turnabamos para dar el biberón. Lo más complicado de todo esto y los más odioso por así llamarlo es que todo el.mundo te pregunte si sigues dando de lactar y cuando escuchan que nunca lo hiciste la pregunta del PORQUE?…. En fin, yo pienso que la lactancia no necesariamente crea el apego de padres con los bebés, en nuestro caso Lyam es un niño muy cariñoso y apegado a nosotros a pesar que papá y yo trabajamos desde que era muy pequeño y que no tuvo lactancia exclusiva como otros niños.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cierto Kathy, que «odioso» que se juzgue tanto. Como dijimos, la lactancia es super importante pero no garantiza el apego o el vínculo necesariamente, hay otras variables a considerar. Estoy segura que Fernando y tú lo estan haciendo muy bien, Lyam es un niño feliz!
      Gracias por compartir tu experiencia!

      Me gusta

  2. Una experiencia que cada vez que lo recuerdo, me duele….. como toda madre primeriza, hice omiso a los consejos y la verdad no logre formar los pezones necesarios, primero para alimentar a mi niña, y por otro lado para evitar la mastitis…. así que tuvimos que utilizar todos los métodos posibles para lograr los tan ansiosos pezones, hasta el punto que me hicieron sangrar (y lo digo literalmente), pero se logro!!!!!!!!!, pero?? no saciaba el hambre, así que tuvimos que optar por mixto (pecho y formula), y eso ayudo a unirnos más los tres (con mi esposo y mi nena), ya que cuando yo no podía, lo hacía mi esposo.
    Muy cierto, la lactancia no es la única forma de entablar ese lazo, así que hay que encontrar otros modos y no frustrarnos por lo que otros logran, cada uno es un mundo por descubrir.

    Le gusta a 1 persona

    1. Que bueno Elena, que dentro de todo haya sido una oportunidad para que se unan más como familia. Como dices hay que encontar el modo y finalmente no terminar frustrado comparándose con otros. Muchas gracias por compartir tu experiencia!

      Me gusta

  3. Yo desde que supe que sería madre pensé, erróneamente, que trataría que haría todo por que mi hijo creciera sano emocional y físicamente hablando pero me frustré cuando mi hijo sufrió de ictericia y tuve que dejarlo hospitalizado para que recibiera fototerapia y tuvieron que darle fórmula…yo traté de dejar la mayor cantidad de leche posible pero no sacaba mucho, me sentí tan mal. Luego ya en casa tuvo que ser lactancia mixta puesto que no tenía mucha leche a pesar de que hacia de todo por que mis pecho se super llenaran(tomar avena con quinua, cacao, mucho liquido y más y más). Luego ya me di por vencida y acepte mi derrota ( sonrisas) y recordé que existen muchas situaciones cuando nace un niño y pensé que el sólo verlo, y que él me sienta, oler su rico olor y que él huela el mío, cargarlo y protegerlo, cantarle, hablarle, mimarlo, ello para mí era increíble, indescriptible, era amor y vi que ello es un vínculo de amor y eso me calmó y ayudo a manejar mi idea errada de como debía ser la lactancia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es Patricia, cuando hacemos lo posible pero las cosas no salen como lo esperamos podemos sentirnos vencidas al principio. Que lindo que el amor por tu bebé te ayudó a despejarte de algunas ideas y centrarte en disfrutar de él. Gracias por compartir tu experiencia con nosotras. Abrazos!

      Me gusta

      1. Eso me encanta de las redes y del blog, podemos compartir nuestras experiencias, las lindas y no tan lindas, y sentirnos identificadas y/o apoyadas. Besos!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s