crianza con apegoHace aproximadamente dos décadas nació el término “crianza con apego” y si eres mamá es muy probable que lo practiques o hayas oído hablar de él , si no ha sido así, ahora te cuento de qué se trata.

Por los años 50, John Bowlby, un Psicólogo y Pediatra inglés, comenzó a estudiar la relación entre los bebés y los cuidados maternos, poco a poco fue construyendo lo que posteriormente sería la muy famosa Teoría del Apego, de hecho, por dedicar gran parte de su trabajo al estudio del apego, Bowlby es considerado el padre de la Teoría del Apego. Sus trabajos inspiraron a muchos académicos y profesionales en las áreas de salud y educación en todo el mundo.

En el 2001, William Sears, un Pediatra Norteamericano publica “The Attachment Parenting Book” (El libro de la crianza con apego) haciéndo conocido el término y en el que, teniendo como base la Teoría del apego, propone una serie de pautas que las madres y padres pueden seguir para que los niños y niñas desarrollen un apego seguro. El trabajo de Sears ha tenido tanta acogida que la crianza con apego o llamada también crianza natural o respetuosa, se ha hecho muy famosa en todo el mundo.

¿Qué es la crianza con apego?

La crianza con apego es un estilo de crianza que propone volver a los orígenes, a lo básico y natural. No es un nuevo estilo de crianza, al contrario es la forma más antigua en que se ha cuidado y criado a los bebés. Por ejemplo “Imagina a una familia en una isla desierta y acaba de nacer su bebé. No hay libros ni asesores a su alrededor que den consejos sobre cómo cuidar al bebé”, solo la intuición. Pues eso vendría a ser más o menos la propuesta de la crianza con apego, “hacer lo que se siente natural” para las mamás, papás y para los bebés. Tener la “mente y el corazón abiertos” para entender las necesidades individuales de cada bebé y satisfacerlas de forma apropiada y oportuna.

Herramientas básicas para una crianza con apego

La crianza con apego propone una serie de herramientas básicas que las familias pueden adaptar según las necesidades individuales de sus hijos e hijas y desarrollar así un estilo de crianza propio. Se habla de herramientas y no de pasos, porque con las herramientas puedes elegir cuál de ellas utilizar según tu realidad. La crianza con apego, es un enfoque, no es un conjunto estricto de reglas que debas de cumplir.

CONTACTO TEMPRANO
La crianza con apego promueve el contacto temprano del bebé recién nacido con su madre, porque activa instantáneamente el vínculo madre e hijo y la predisposición biológica de la madre de brindar cuidado a su bebé.
Lorenz (puedes ver el post sobre el parto y el amor a primera vista), Harlow, Bowlby entre otros, coinciden en que la conducta de apego tiene un componente biológico, todos los seres (humanos o no) vienen programados para brindar y recibir apego. Pero aunque el contacto durante los primeros minutos del nacimiento es muy importante, no garantiza el vínculo para siempre. La vinculación madre e hijo es un proceso, que en algunos casos y por diversas condiciones, puede iniciar horas o días después del nacimiento y recién a partir de ese momento ir fortaleciéndose.

LACTANCIA MATERNA
La crianza con apego promueve la lactancia materna ya que, además de los nutrientes únicos que ofrece la leche materna, la lactancia a demanda ayuda a las madres a entender las señales y el lenguaje corporal de su bebé promoviendo así el apego, además la lactancia prolongada y un destete respetuoso son una inversión, ya que es una manera natural de llenar las necesidades del niño y la niña ayudándolos a ser más independientes, seguros y más tolerantes de adultos.
Es importante brindar apoyo activo a las madres para garantizar una lactancia materna y si es prolongada mejor, sin embargo la lactancia debe ser una experiencia placentera no solo para el bebé sino también para la madre, solo esto garantizará un vínculo y apego saludable (puedes ver el artículo sobre el vínculo durante la lactancia).

PORTEO
La crianza con apego promueve el porteo, porque además de garantizar la continuidad de la lactancia (ya que la teta está cerca y a disposición), también permite que el bebé pase más tiempo en un estado de alerta tranquila, los bebés porteados se sienten más seguros y protegidos. Del mismo modo permite al bebé tener más estimulación e interacción con su entorno y desarrollar más rápido algunas áreas.

COLECHO
La crianza con apego promueve el colecho, porque facilita la lactancia materna nocturna, minimiza la ansiedad de separación del bebé durante la noche, el bebé adquiere mejores hábitos de sueño, las madres descansan más y despiertan más relajadas y con disposición a atender las necesidades de su bebé, pero ademas ayuda a las madres y padres que trabajan fuera de casa a reconectarse con su bebé durante la noche.

ATENDER EL LLANTO DEL BEBÉ
Para todas las especies el llanto es una respuesta biológicamente programada y constituye una conducta básica de apego, ya que su función principal es comunicar la demanda de atención y cuidado para garantizar así la supervivencia de la especie.
La crianza con apego promueve la respuesta oportuna y sensible al llanto del bebé, de esta forma aprenderá que la mamá, el papá o cuidador atenderá siempre a sus necesidades, ayudando así a desarrollar en el bebé un sentido de seguridad y confianza básicas para su vida futura.

CUIDARSE DE LOS CONSEJOS
La crianza con apego promueve que los padres y madres, se conviertan en “expertos” en su propio hijo o hija, porque cada niño o niña es y tiene necesidades diferentes. La crianza con apego sugiere que los padres y madres aprendan a tomar con pinzas los consejos de los demás, especialmente aquellos que proponen guiarte de un reloj o un cronograma en lugar de guiarte de lo que tu bebé intenta comunicarte.

BUSCAR EL EQUILIBRIO
Por último, para la crianza con apego la clave es equilibrar la crianza, respondiendo  apropiadamente las necesidades del bebé, sabiendo cuándo decir “sí” y cuándo decir “no”. Buscando siempre el equilibrio entre el cuidado de las necesidades del bebé y el cuidado personal y de la pareja.

La crianza con apego plantea que, como la crianza es demasiado individual, NO EXISTE UNA FÓRMULA EXACTA DE CRIANZA. Las familias debieran adaptar las pautas o herramientas propuestas a lo que mejor les acomoda según sus necesidades y seguir haciendo lo que les funciona y cambiar lo que no funciona para ellos. Lo importante es conectarse y aprender a identificar las señales del bebé y sus necesidades, de esta forma el bebé desarrollará un sentido de confianza y seguridad en sus cuidadores, pero además la red de comunicación con los hijos e hijas se verá más fortalecido, haciendo la crianza a futuro mucho más gratificante.

Para terminar, es bueno señalar que este tipo de crianza no gusta a todo el mundo y tiene muchos detractores, al igual que Bowlby quien en su momento fue muy criticado por las organizaciones feministas (al punto que tuvo que aclarar que si bien la primera figura de apego es la madre, también podrían serlo los padres y cuidadores). Hay quienes consideran que la crianza con apego implica un retroceso para la mujer, sin más opciones, resulta un estilo de crianza extenuante e irreal para muchas madres ya que termina finalmente esclavizándolas.

Lo cierto es que el mérito de Sears ha sido aterrizar la Teoría del apego del mundo de la academia y acercarla a las familias con cuestiones prácticas que pueden aplicar en la crianza.

Qué opinas de este estilo de crianza?, ¿crees que es esclavizante e implica un retrocedo para las mujeres?.

Las leo.